Se esté en la escuela, o no se esté, el verano es un tiempo diferente. El sol inunda y arrolla, el agua alivia y da placer, todo el mundo va más despacio y los juegos cobran un protagonismo especial.

Por eso, ofrecemos un programa para el mes de julio adaptado a los niños de edades tempranas, a sus juegos incansables y a los calores alicantinos. Un programa de “verano al aire libre”.

Hacemos juegos de agua, experimentos, actividades de expresión corporal, teatros, marionetas, juego simbólico, talleres: de cocina, de inglés, de equilibrio, de luces y sombras, de fotografía, de inventos, de construcción.

Hablamos, contamos cuentos, recitamos poemas, escuchamos música, bailamos y cantamos, hacemos trabajos plásticos: pintura, escultura, estampación, collage,…

Y, por supuesto, también hay ocasión de darse un “bañito” y de rociarse con la manguera antes de comer, y de echarse una buena siesta.